RSS

Indicadores en Educación

17 Dic

Hablar de indicadores en educación es más común ahora, está más asumido, pero hubo una época en que no lo era tanto. La gente solía decir aquello de que “esto no es una fábrica de tornillos” y es verdad; lo nuestro no es tan “objetivo” y el aprendizaje no es tan fácil de medir. De acuerdo; pero hay algo que resulta curioso; me pasó una vez en un curso con profesores; teníamos que hablar de indicadores y aquello no era muy bien recibido así que se me ocurrió preguntar si alguien había puesto un examen, alguna prueba o ejercicio la semana anterior; algunos lo habían hecho. ¿Podeís decirnos alguna de las notas que recordéis haber puesto? -Sí, un 6,5. -Eso significa que utilizásteis un indicador (nota de 0 a 10) para medir el aprendizaje de aquél alumno. ¿Os imagináis? Pensamos que el aprendizaje es difícil de evaluar y sin embargo somos capaces de decir que el “grado de aprendizaje” de tal alumno fue de 6,5; nuestra forma de medir el aprendizaje y, si me apuráis, la competencia adquirida por el alumno (se supone que es lo que debemos evaluar) es a través de un indicador, que casi siempre es la media de la nota obtenida en unas u otras pruebas o trabajos realizados; si un alumno  obtiene una nota final de 6,5 habríamos de concluir que ha adquirido ese nivel de competencia en una escala 0 a 10. Un poco fuerte, más si cada profesor esablece las pruebas como considere oportuno. La conclusión de todo esto es que sí medimos y que sí utilizamos indicadores y que lo hacemos para medir algo tan complicado como el aprendizaje o la competencia. Otra cosa es si el indicador que utilizamos es el más adecuado o si hay otros mejores. Pero de hecho los indicadores están ahí, en el cuaderno del profesor que utilizamos todos los días. El hecho es que si somos capaces de medir algo tan complicado como el aprendizaje, no puede haber indicador que se nos resista; cualquier cosa que queramos medir será más fácil de medir que eso.

En la jornada de calidad de Barcelona , el pasado 4 de diciembre, mostré un poco por encima el panel de indicadores de la FP del País Vasco. Y también mostré la evaluación realizada del Plan Vasco de FP; el plan vasco de FP es un conjunto de medidas  para mejorar la FP; la verdad es que son planes muy buenos, en mi opinión, y creo que han dado un buen resultado. Pero solo lo creo, porque en realidad, el plan vasco de FP no se plantea objetivos concretos, medibles a través de indicadores.

El problema es que no hay ningún resultado previsto en el plan; ahora se ha evaluado el plan y la realidad es que hemos cumplido con lo que dijimos que íbamos a hacer; pero eso sólo significa que hemos tenido un buen rendimiento, falta saber si logramos los resultados que nos propusimos y el problema es que no los concretamos en su día.  Así que la gestión (plan Vasco de FP) y los resultados (Panel de Indicadores) han caminado separados. Y esto es muy frecuente en nuestra actividad, también en el centro, en el departamento, en el equipo docente y en el aula. Lo que nos proponemos hacer en el aula, en el departamento, en el centro, en el sistema de FP es el medio, el factor clave, que esperamos incidirá  en el logro de los resultados que queremos alcanzar en el aula, el departamento, el centro, el sistema. Pero ¿que resultados?

Tenemos una experiencia en la buena línea, el plan estratégico de la Viceconsejería de 2006. En este caso se fijaron primero los objetivos (resultados a alcanzar) y se concretaron en indicadores medibles; luego se identificaron los Factores Críticos (recursos, capacidades, medios..) para poder alcanzarlos y luego los procesos clave para gestionarlos. En este caso sí hubo una relación causa efecto clara entre acción y resultado. Puedes acertar o no -y es seguro que muchas veces no lo haremos- pero me parece que nos falta esta cultura de gestión en los centros, en general, ¿no os parece? La lógica moderna de gestión es “empezar por el final”, es decir, por fijar los resultados que queremos conseguir y luego ver que haremos para conseguirlos.Pero claro, esos resultados que buscamos deben ser lógicos y coherentes, y para eso deben ser SMART o MARTE y orientados a lo que se llaman los Grupos de Interés.

Kike Intxausti

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 17 diciembre, 2008 en Cursos y conferencias AG, Indicadores

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: